Venta de Sociedades Activas

Las ventas de sociedades activas, suelen ser muy diferentes a las inactivas (en parte). Ya que en España no suelen haber caso relacionado con este tipo de ventas.

Este tipo de ventas, suelen tener un requisito fundamental en cuanto al capital con carácter mercantil. Este tipo de capital suele estar relacionado a los aportes que cada persona realizara para su ejecución.

Los socios deberán firmar a través de un documento que se realiza en una notaría. Este mismo se puede realizar en la ciudad donde te encuentres. Garantizando una seguridad plena a los que vayas a ejecutar.

Este tipo de capital debe ser por partes iguales y será dividido de la misma manera. La acumulación que genere la sociedad, deberá ser repartido en partes iguales a los socios.

Cabe acotar que los socios no son responsables a las deudas que pueda generar dicha sociedad. Esto será descontado del capital que se utilizo para formar la sociedad.

El capital de una sociedad no debe ser menor a 3.000€. este se utilizará en el momento de comprar dicha sociedad. Esto para evitar las aportaciones personales en el mismo.

La Ley de Sociedades de Capital, dice que: Al realizar una junta general, los socios deberán representar al menos el 5% de su aporte podrán examinar el dominio social, los documentos, entre otros. Que la empresa pueda generar.

Esto quiere decir, que, al momento de pertenecer a una sociedad inactiva, podrás tener los beneficios que genere la misma. Ya que estamos hablando de socios que puedan manejar la misma.

Esto evita el descontrol monetario y ciertas situaciones ilícitas si se llegan a presentar. De ser así, todos serán juzgados por igual. Ya que estamos hablando de una sociedad.

Cada sociedad posee una razón social, esto es libre de adquirirla y tiene un costo de 150€. La desventaja es, que puede demorar al momento de pedir la misma. Incluso meses.

La sociedad posee una administración, esta debe ser respetada cada cierto tiempo. Ya que se realizan juntas con la directiva para plantear toda la información que genere la misma, de manera que los socios puedan estar al tanto de cualquier situación.

Si la sociedad llega a tener ciertas deudas, deben recordar que será utilizado el capital para poder cancelar la misma. De manera que los socios no se vean afectados económicamente.

A esto se le llama impuestos fiscales, el respaldo suele ser a través de un tribunal. Con la finalidad de poder cancelar la deuda que pueda tener o generar la sociedad.