Como cambiar una rueda pinchada

Los neumáticos son básicos en tu coche, porque te permiten el desplazamiento en el mismo, y por ello debes tenerlos en buen estado. Para mantener tu coche a punto te recomiendo llevarlo a talleres mecánicos especializados, porque así podrás disfrutar siempre de los mayores beneficios.

En todos los casos, es indispensable que te asegures de saber cómo cambiar una rueda, porque un neumático se puede pinchar en cualquier momento. Por esto te he preparado este post, en el cual encontrarás la información básica para hacerlo de manera rápida, así que, sigue leyendo para conocerla rápidamente.

Pasos para el cambio de un neumático

Es indispensable que sigas el procedimiento que te daré aquí, porque de esta forma podrás disfrutar siempre de los mayores beneficios. En todos los casos, podrás lograr cambiar un neumático en solo unos minutos siguiendo este procedimiento:

Estacionar bien el coche

Antes de iniciar el proceso el coche debe estar en un lugar seguro, es indispensable que la zona sea plana y que el freno de mano esté colocado. También son necesarios los elementos de seguridad, como pueden ser: triángulo, luces de emergencia y chaleco reflectante.

De esta forma, se tiene siempre la mayor seguridad y los otros conductores estarán alerta, para que no tengas accidentes. Cuando el coche está bien estacionado, debes ir por las herramientas y poner manos a la obra.

Baja el neumático

Antes de bajar el neumático es indispensable tener en cuenta que, debes aflojar levemente las tuercas del mismo, para que el proceso cuando el coche esté suspendido sea más sencillo. Después debes proceder a subir el coche en el gato.

Quita todas las tuercas, y baja el neumático que está pinchado, asegurándote de colocarlo bajo el coche junto al gato. Esto evitará accidentes en caso de que el gato llegue a fallar, haciendo que tengas más seguridad en todos los casos.

Coloca el neumático de repuesto

Debes proceder a traer el neumático de repuesto, para colocarlo en su lugar. Se debe asegurar con las tuercas hasta que quede firme, para que te asegures de que este no se soltará cuando bajes el coche.

Una vez que el neumático está firme, debes quitar la rueda que tienes bajo el coche, y bajar el coche del gato. Cuando el coche ya esté en el suelo, debes apretar firmemente las tuercas nuevamente, y recoger las herramientas que utilizaste para continuar con tu camino con el neumático de repuesto colocado.