Una forma de arruinar el cine.

El cine es una industria que a muchos nos divierte y siempre nos trae una forma de ver un mundo nuevo con cada obra, desde películas que nos matan de risa hasta películas que nos hacen llorar hasta quedarnos sin aliento pero esto hoy en día sufre un fuerte golpe monetario.

Una industria hoy en día se ha vuelto la principal enemiga de la industria del entretenimiento la cual es la industria de la piratería la cual vendiendo productos como películas fuera de las regulaciones lucra perjudicando económicamente a la industria del cine y cualquier industria de entretenimiento.

Para muchas empresas los problemas que presenta la piratería son no solo económicos sino que muchas veces de reputación pues a la industria a la cual le copian la mercancía termina en mala posición debido a que muchos desconocen que compraron una imitación barata y esto es algo que es común hoy en día.

El problema que genera esta industria.

La industria de la piratería genera ganancias única y exclusivamente a quien vende los productos, a pesar de que el productor del duplicado se beneficia esto perjudica no solo la economía del país donde se esté haciendo esto sino que también influye en las ganancia de la industria implicada.

En el caso de la industria cinematográfica el gran golpe viene de la venta no solo de películas sino también de productos duplicados o ilegales de la mercancía ofrecida para la película, este tipo de ventas genera un golpe considerable debido a la gran cantidad de dinero que se pierde anualmente.

El golpe económico que sufren no suena para tanto para una industria como lo es la industria del cine pero la verdad es que un total del 20% de las recaudaciones de las películas viene de mercancía coleccionable y películas en Dvd y Blu-ray las cuales son duplicadas descaradamente.

Una industria sin futuro.

Aunque la piratería hoy en día se practica no solo físicamente sino también de manera digital muchos países aplican leyes y sanciones para asi castigar a quienes incurran en estos actos delictivos como es debido, aunque el castigo más común termina siendo una multa y la destrucción de la mercancía.

Junto a esto si el cargo es recurrente el castigo es tiempo de cárcel acorde a la cantidad de mercancía incautada, se podría decir que los países tienen castigos acordes al crimen es estos casos.