Lo que debes saber acerca de los Seguros de Comunidades

El objetivo de un seguro de comunidades es el de asegurar todo lo que respecta a un edificio, es decir: la fachada, la estructura de la edificación, sus instalaciones eléctricas, el suelo, las puertas, las ventanas, entre otras cosas.

Los seguros de comunidades disponen de una serie de coberturas básicas, como pueden ser el caso de un incendio, explosión, la caída de un rayo, fenómenos eléctricos, humo, e incluso acciones de vandalismo.

También ofrecen las denominadas coberturas especiales, como por ejemplo facilitar el servicio de profesionales fontaneros o cerrajeros; así como la reparación y la reposición de daños causados por la acción del agua en el edificio.

Si bien no existe una ley a nivel nacional que obligue a una comunidad de vecinos adquirir una póliza de seguros, si existen normativas de carácter autonómico que convierten al seguro de comunidades un seguro de carácter obligatorio, este es el caso de las comunidades de Madrid y Valencia, que tienen esta obligación.

En resumen, el seguro de comunidades solo tendrá carácter obligatorio en las comunidades autónomas que así lo impongan, a excepción de estos casos no es obligatorio la contratación de un seguro de comunidades.

¿Qué cubren los seguros de comunidades?

Los seguros de comunidades son seguros multiriesgos, por tal motivo sus coberturas, prestaciones y límites son diferentes; para un seguro de comunidades un edificio, es la construcción como tal.

Así como todos sus elementos fijos de decoración, las construcciones anexas al edificio, el terreno, los muebles, y  bienes de carácter decorativo que se encuentren en las áreas comunes del edificio.

Dentro de las coberturas básicas podemos encontrar: incendios y riesgos complementarios, Robos, expropiaciones y hurtos, en este caso se suelen incluir la sustitución de llaves y cerraduras, así como el robo de dinero en efectivo.

Daños causados por el agua, quiebre de cristales, lunas, espejos y aparatos sanitarios  por fenómenos atmosféricos, como la lluvia, aire o rayos; el seguro multiriesgo de comunidades, cubre el conjunto de riesgos a los que puede estar expuesta una comunidad.

Tanto por daños materiales que pueda sufrir el inmueble, así como por las cantidades que les puedan ser demandadas por daños a terceros; el valor de los bienes a ser asegurados es determinado en base al valor de reposición, dicho en otras palabras, es determinado por el costo necesario para su reconstrucción total.

Cuando se evalúan los daños en el seguro de comunidades, se hace en base a los mismos criterios utilizados para valorar los bienes asegurados.